Concurso Dibujo
Concurso Microcuentos

NOVEDOSA ESCUELA DE VERANO CONECTA A NIÑOS CON LA MÚSICA DE LAS BANDAS DE BRONCES

IMG 8913

El sonido de los bombos, cajas y platillos rompen el silencio de la Escuela España en esta época del año, allí están niños y niñas que han llegado temprano para ser parte de una clase más de su Escuela de Verano de Música, con talleres específicos, por ejemplo de percusión de las tradicionales Bandas de Bronce, que acompañan fiestas religiosas y carnavales en el norte de nuestro país.

El novedoso proyecto, que integra principalmente a niños de la orquesta del establecimiento, es impulsado por Jóvenes Estudiantes de la Carrera de Licenciatura de Música de la Universidad de Antofagasta y la profesora de Marcela López de la Escuela España, perteneciente a la Corporación Municipal de Desarrollo Social(CMDS). “Este trabajo nace como parte de nuestra tesis de grado y tiene que ver con que estudiantes más pequeños puedan conocer lo que es la música de las Bandas de Bronces y con un énfasis especifico en la percusión, con los diferentes estilos que se tocan acá en la zona como son las morenadas, caporales, tinkus”, explica Miguel Guerrero, uno de los monitores del proyecto.

Por su parte Ignacio Contreras, otro de los alumnos a cargo de la iniciativa, asegura que “Este rescate patrimonial, se da gracias a un aporte importante de la Banda de Bronces Los Ulises, que tiene más de 43 años de historia en este estilo musical, para dar tener un registro gráfico de lo que prácticamente se va hoy transmitiendo sólo de boca en boca a través de la traición y nosotros quisimos llevarlo a la partitura y hoy el trabajo con estos niños es muy importante, porque desde muy pequeños ellos se nutren con esta información, saben leer música y pueden mantener vivo el género de las bandas de bronces y conocer más de su cultura”, puntualiza el tesista.

Mientras que la profesora de música, Marcela López, recalca la importancia de que los niños de estos sectores tengan acceso a este tipo de talleres y por otro lado, que exista un aprovechamiento del tiempo libre, con niños y niñas que en vacaciones pueden entretenerse y aprender. “Siempre es una inquietud para padres, apoderados y docentes que hacer en verano y creemos firmemente que este tipo de talleres son una gran alternativa, hicimos la convocatoria el sábado pasado y ha llegado gran número de niños que han estado muy contentos con las clases e incluso piden más. Esperamos poder desarrollar otro proyecto más amplio con los estudiantes de la UA para poder tener Escuelas de Veranos de Música con interpretación clásica, rock y tantos otros géneros que hoy son de interés de los estudiantes”.

LOS NIÑOS Y LA MÚSICA

La mayoría de los alumnos asistentes son de la Escuela España, pero también hay otros que pertenecen por ejemplo al Liceo Artístico Armando Carrera y que también quisieron sumarse a estos talleres de verano y que con entusiasmo participan en cada dinámica que los profesores lideran. “Me encanta la música… es mi pasión y me ha encantado ser parte de esta escuela. Podemos divertirnos y aprender cosas para enseñarles a los demás”, dice la alumna Emma Vacaflores.

Coincide con esto, el alumno Juan Gómez, “la verdad que me ha gustado mucho este taller porque nos ayuda a inspirarnos y poder interpretar nuevos instrumentos, como en este caso, la percusión. La música nos ayuda a entretenernos y nosotros después podemos entretener a otras personas”.

Manual informativo Educación Inclusiva y no Sexista CMDS
“Antofagasta y su Mar, una Historia Escrita por sus Héroes Chilenos”, es el nombre del texto pedagógico que narra la relación histórica que Chile ha mantenido con el hermano Estado Plurinacional de Bolivia desde los procesos independentistas de ambas naciones hasta nuestros días, libro que se proyecta como una herramienta para facilitar el proceso de aprendizaje de los estudiantes.  El texto, cuya idea original surgió de la propia Alcaldesa, fue redactado por tres profesores de historia y geografía de la comuna, la coordinadora de evaluación docente de CMDS, María Luz Gálvez, el director de la Escuela D-86 “Juan López”, Francisco Guillier y el docente del mismo establecimiento, Walter Peña.  El libro está dirigido a estudiantes que cursan entre séptimo básico y cuarto año medio, quienes en el marco de sus clases de historia y geografía podrán utilizarlo como material de consulta.