ALUMNOS PARTICIPAN EN TALLER DE LECTOESCRITURA MUSICAL PARA ESTUDIANTES CIEGOS Y CON BAJA VISIÓN

Lectoescritura musical 2Un innovador proyecto de inclusión de estudiantes con necesidades educativas especiales se desarrolló durante los meses de noviembre y diciembre en las escuelas “España” D-59 y “José Papic” D-68 ambas dependientes de Corporación Municipal de Desarrollo Social (CMDS).

 

 

Se trata de un taller de lectoescritura musical dirigido a cuatro estudiantes con baja visión y ceguera que asisten a estas unidades educativas y en el que también participaron 107 alumnos de segundo, tercer y quinto año básico, quienes en su conjunto aprendieron a leer pentagramas sencillos a través del método de la musicografía en braille, consistente en el traspaso de partituras a cajetines a través de los cuales los estudiantes pueden identificar notas musicales para luego ejecutarlas en un instrumento, en este caso el metalófono.

 

Esta iniciativa fue impulsada por los jóvenes, Constanza Castillo, Camila Flores y Miguel Toro, alumnos tesistas de la carrera de Licenciatura en Música de la Universidad de Antofagasta y quienes decidieron ejecutar este proyecto considerando la propia experiencia de dos de los integrantes de este grupo de estudios quienes presentan baja visión.

 

La docente de la Escuela España y además profesora guía de esta investigación, Marcela López, contó que la “música es una herramienta terapéutica para los estudiantes, contribuye a fomentar la imaginación, la creatividad y el desarrollo cognitivo, por ello es tan relevante que nuestros estudiantes con necesidades educativas especiales aprendan a leer música porque las herramientas y las voluntades están”.

 

En este sentido, Sebastián Castañeda, alumno de quinto año básico de la Escuela España y quien presenta baja visión, comentó que “la música me gusta mucho, es casi un hobbie para mí, yo toco y me divierto al ritmo de la música, por ello me gustó mucho ser parte de esta iniciativa”.

 

TESISTAS

Una de las jóvenes que integró este grupo de estudio, la tesista Camila Flores, destacó que “la idea principal de este proyecto es aportar con una herramienta inclusiva e integradora en el aula común enfocada para alumnos con baja visión y ceguera y nos hemos enfocado en el área de lectoescritura musical que es la primera piedra de tope que tiene un profesor al momento de enseñar música”.

 

Camila, sostuvo que este método de enseñanza “puede servir para dos mundos distintos tanto para quienes ven como para quienes presentan ceguera ya que las notas pueden leerse y sentirse y es ahí donde se genera la verdadera inclusión”.

  

En tanto, Miguel Flores, también integrante de este grupo de estudio, detalló que durante las 15 clases realizadas, se alcanzó un gran logro.“Nosotros nos enfocamos en la inclusión y en que todos los alumnos pudieran aprender desde una misma perspectiva, desde la vereda de quienes no pueden ver y eso fue un gran desafío y creemos que logramos el objetivo ya que los niños lograron entender la música, comprender el sonido y tocar un instrumento”.

 

Precisemos que un total de 20 estudiantes con ceguera o que presentan baja visión asisten a las unidades educativas dependientes de CMDS, quienes a través del Programa de Integración Escolar (PIE) acceden a este tipo de metodologías de aprendizaje que buscan derribar las barreras a efecto que los alumnos con necesidades educativas especiales accedan a todas las herramientas de desarrollo de las que se dispone.

Manual informativo Educación Inclusiva y no Sexista CMDS
“Antofagasta y su Mar, una Historia Escrita por sus Héroes Chilenos”, es el nombre del texto pedagógico que narra la relación histórica que Chile ha mantenido con el hermano Estado Plurinacional de Bolivia desde los procesos independentistas de ambas naciones hasta nuestros días, libro que se proyecta como una herramienta para facilitar el proceso de aprendizaje de los estudiantes.  El texto, cuya idea original surgió de la propia Alcaldesa, fue redactado por tres profesores de historia y geografía de la comuna, la coordinadora de evaluación docente de CMDS, María Luz Gálvez, el director de la Escuela D-86 “Juan López”, Francisco Guillier y el docente del mismo establecimiento, Walter Peña.  El libro está dirigido a estudiantes que cursan entre séptimo básico y cuarto año medio, quienes en el marco de sus clases de historia y geografía podrán utilizarlo como material de consulta.