Proyecto de Conservación
Portal del Trabajador

ALCALDESA INAUGURA MODERNO SISTEMA DE ALERTA DE EMERGENCIAS PARA ESTUDIANTES CON DISCAPACIDAD AUDITIVA Y VISUAL

IMG 7937El Centro de Educación Integral de Adultos (CEIA) B-32, ubicado frente a las instalaciones portuarias, se encuentra bajo la cota de inundación por tsunami, siendo uno de los establecimientos más vulnerables de la comuna frente a este tipo de sucesos. A ello debemos sumar que cerca de 100 estudiantes con necesidades educativas especiales permanentes asisten a este recinto, por ello es que Corporación Municipal de Desarrollo Social (CMDS) está reforzando sus medidas de seguridad.

 

Precisamente, como una forma de brindar mayor protección a la comunidad educativa del CEIA, es que la Presidenta del Directorio de CMDS, Alcaldesa Karen Rojo, junto al director de ONEMI, Ricardo Munizaga, inauguraron un completo sistema de alerta de emergencias que permitirá advertir a alumnos con discapacidad auditiva y visual, sobre la ocurrencia de un hecho que amerite evacuar la sala de clases o la unidad educativa.

 

Cerca de 32 millones de pesos fueron invertidos por CMDS en la habilitación de tres semáforos de alerta, los que a través de la activación de luces de colores, indican la acción que deben realizar los alumnos y toda la comunidad escolar en general. El verdesignifica el ingreso a clases, el azul identifica la hora de salir a recreo, mientras que el rojo se activará sólo en caso de emergencias, ya sea ante sismos, incendios, emanaciones, entre otras, lo que implicará el traslado de los estudiantes a zonas de resguardo, proceso realizado por las mismas profesionales del Programa de Integración Escolar, PIE, en concordancia al Plan Integral de Seguridad Escolar (PISE).

Los semáforos están ubicados en tres sectores, el primero está al interior de la sala de recursos para el aprendizaje de estudiantes con necesidades educativas permanentes (opción 4), a la que asisten 29 alumnos entre los 15 y 24 años que presentan distintos tipos de discapacidades, por lo que el dispositivo también cuenta con señalética realizada con base a pictogramas.

El segundo se sitúa en el patio del establecimiento y un tercero de menor dimensión está instalado en la sala donde trabajan los profesionales del Programa PIE y desde el cual se opera el sistema, el que posee una batería de respaldo que permite la continuidad del mismo pese a que se produzca un corte del suministro de energía.

Al respecto, la Alcaldesa, Karen Rojo, informó que “tras el simulacro de terremoto y tsunami realizado el pasado 31 de mayo detectamos algunas debilidades, particularmente en el desplazamiento de alumnos que presentan distintos tipos de discapacidad y que se encuentran cerca del borde costero; precisamente por ello es que hemos llegado hasta el Liceo B-32 para entregar a la comunidad educativa esta buena noticia que involucra mejorar la seguridad de nuestros estudiantes, para lo cual CMDS invirtió cerca de 32 millones de pesos para instalar estos semáforos que permitirán optimizar la evacuación de los jóvenes que presentan discapacidad visual o auditiva”.

Por su parte, el Director Regional de ONEMI, Ricardo Munizaga, destacó que la habilitación de estos semáforos “son un gran resultado, producto de las ejercitaciones y de las mejoras que están realizando el municipio y la corporación en este establecimiento, las que nos ayudan a potenciar el sistema de protección civil. Esta es una gran noticia que contribuye a la inclusión y que demuestra el compromiso que se posee en materia de emergencia”.

En tanto, la directora (s) del CEIA B-32, Aurora Carvajal, comentó que, “nosotros somos un liceo inclusivo por lo que necesitábamos brindar mayores medidas de seguridad para a alumnos”.  

En el patio del establecimiento se instaló además una alarma que se activa en caso de emergencia, la que está pensada para alertar a los estudiantes que presentan ceguera; tal es el caso del alumno Matías Rebolledo, quien manifestó su satisfacción por esta medida, afirmando que cada vez que escuche la sirena, él tiene claro que debe evacuar.

Cabe destacar que a los establecimientos de CMDS acuden 32 estudiantes que presentan déficit auditivo, quienes asisten a la Escuela “Las Rocas” E-87 y a los liceos CEIA B-32, “Dr. Antonio Rendic”, “Domingo Herrera Rivera” B-13 e Industrial “Eulogio Gordo Moneo” A-16. El objetivo es hacer extensivo este sistema a estas unidades educativas de modo de mejorar la seguridad en estas unidades educativas.

 

OTRAS MEJORAS

Junto a la habilitación de este sistema de alerta, la inversión efectuada por CMDS también consideró la realización de importantes obras en el establecimiento orientadas a mejorar las vías de evacuación y las condiciones de las tres salas en las que funciona el Programa de Integración Escolar, PIE.

 

Se intervinieron 60 mts2 correspondientes a la sala de recursos para el aprendizaje de estudiantes con necesidades educativas permanentes (opción 4), al área de recepción de usuarios y a la oficina de los profesionales del PIE, sectores en los que se concretó una completa normalización del sistema eléctrico, además del cambio de piso, pintado interior y exterior, habilitación de barandas, de una rampa y de un baño con acceso universal.

 

Asimismo, se habilitó una nueva salida de emergencias por calle Coquimbo la que cuenta con iluminación, hecho relevante ya que este establecimiento también opera en jornada vespertina.

Manual informativo Educación Inclusiva y no Sexista CMDS
“Antofagasta y su Mar, una Historia Escrita por sus Héroes Chilenos”, es el nombre del texto pedagógico que narra la relación histórica que Chile ha mantenido con el hermano Estado Plurinacional de Bolivia desde los procesos independentistas de ambas naciones hasta nuestros días, libro que se proyecta como una herramienta para facilitar el proceso de aprendizaje de los estudiantes.  El texto, cuya idea original surgió de la propia Alcaldesa, fue redactado por tres profesores de historia y geografía de la comuna, la coordinadora de evaluación docente de CMDS, María Luz Gálvez, el director de la Escuela D-86 “Juan López”, Francisco Guillier y el docente del mismo establecimiento, Walter Peña.  El libro está dirigido a estudiantes que cursan entre séptimo básico y cuarto año medio, quienes en el marco de sus clases de historia y geografía podrán utilizarlo como material de consulta.